Estrés infantil

Los niños sienten el estrés tanto como los adultos, pero carecen de la misma comprensión. Muchos niños tienen que hacer frente a los conflictos familiares, el divorcio, abusos en el colegio, cambios constantes en su entorno, la presión social y a veces, incluso la violencia en sus hogares.

Estrés infantil

Hay muchos signos diferentes de estrés, pero estos también son síntomas de otras condiciones y enfermedades. Cualquier cambio repentino en el comportamiento de los niños que no se relaciona con las etapas de desarrollo es motivo de preocupación. Cuando el estrés afecta a la vida de un niño en la medida en que él se siente abrumado, con depresión o enfermedad física, será necesario pasar a la acción y tomar medidas.

Las causas de estrés infantil

  • Falta de confianza
  • Exámenes
  • El miedo a las alturas, las arañas, la oscuridad, sentirse solo, ...
  • Dolores de cabeza
  • Adicción a la comida y los antojos
  • Dislexia
  • Rivalidad entre hermanos
  • Hacer frente a los cambios
  • Deberes
  • La preocupación acerca de las relaciones, familia, amigos, maestros, ...
  • Acoso escolar (bulling)
  • La imagen corporal
  • Abuso
  • Timidez
  • Altas expectativas
  • Películas de miedo
  • La muerte de un familiar, un amigo o una mascota

Síntomas del estrés infantil

  • Comportamiento inusual: rabietas, mojar la cama, chuparse el dedo, ...
  • Rechazo a ir a la escuela y a otros adultos
  • Llorar sin razón aparente
  • Ponerse nervioso al oír ruidos fuertes.
  • Quejas de dolores de estómago, dolores de cabeza, ...
  • Rechazo a la comida

Consejos para padres

  • Prepara a tu hijo para eventos potencialmente estresantes, como una primera visita al dentista o el nacimiento de un hermano. Explícale lo que probablemente sucederá y cómo se pueden sentir.
  • Apoyalo cuando trata de expresar su miedo, el dolor, la ira de la manera en la que saben. Escúchalo y reconoce que sus sentimientos son reales.
  • Ayude a tu hijjo a identificar una variedad de estrategias de afrontamiento, lo que debe hacer si (por ejemplo, si ven un accidente, si un extraño les habla, si son intimidados, etc).
  • Ayude a tu niño a reconocer, nombrar, aceptar y expresar sus sentimientos de manera apropiada.
  • Enseña a tus niños las técnicas de relajación como "respirar profundamente tres veces", "contar hacia atrás", "contraer y soltar los músculos", "imagina que estás en tu lugar favorito", etc.
  • Háblale positivamente a tu hijo, anímalo todo el tiempo, díles que tu los quieres todos los días.
  • Mantén una actitud positiva hacia ti mismo, porque los niños aprenden de lo que ven y oyen.
Estrés en niños

Tratamiento estrés infantil

¿Cómo se puede ayudar a los niños a lidiar con el estrés? Un descanso adecuado y una buena nutrición pueden ayudar a hacer frente al estrés, al igual que unos buenos padres. Tómate un tiempo para estar con tus hijos todos los días. Ya sea por que necesiten hablar o simplemente estar en la misma habitación contigo.

A pesar de que los niños crecen, los momentos agradables son importante. Es realmente difícil para algunas personas volver a casa después del trabajo y jugar con sus hijos o simplemente hablar con ellos sobre su día, especialmente si ellos mismos han tenido un día estresante.

"Expresar el interés por el día de tus hijos demuestra que son importantes para ti ..."

Ayuda a tu hijo a lidiar con el estrés hablando de lo que puede ser la causa. En conjunto, se puede llegar a algunas soluciones como pasar más tiempo hablando con los padres o los profesores, formular un régimen de ejercicios o llevar un diario.

También puedes ayudar a anticipar situaciones potencialmente estresantes y preparar a los niños para ellas. Por ejemplo, deja que tu niño sepa de antemano que la visita al médico se acerca y habla de lo que va a suceder allí.

Recuerda que cierto nivel de estrés es normal; házles saber que está bien sentir enfado, temor, soledad o ansiedad y que otras personas comparten esos sentimientos.